Cuestiones a revisar antes de fin de año para ahorrar en el IRPF 2018

imagesAntes de terminar el año en curso hay que tener en cuenta que podemos realizar una serie de acciones que pueden suponer un ahorro fiscal en la declaración de la renta de 2018 (a presentar entre abril y junio 2019).

PASOS PREVIOS

No obstante, antes de lanzarnos a realizar ninguna operación es conveniente seguir los siguientes pasos previos:

1- Como no es posible generalizar, sería conveniente que cada contribuyente haga un repaso mental de su vida económica en 2018, por ejemplo transmisión de un vivienda, cobro de un premio, obtención de una indemnización por despido, etc.  Hemos de tener en cuenta tanto las rentas habituales como pueden ser los rendimientos del trabajo como aquellas más excepcionales como puede ser la venta de unas acciones.

2- Conocer cada uno de estos hechos imponibles es importante para determinar si es aplicable alguna rebaja fiscal. Esta se deberá analizar y comprender para no cometer errores.

3- Una vez conocidas las posibles ventajas fiscales habría que hacer una simulación de la declaración de la renta para cuantificar los beneficios y decidir si nos interesa aplicar la medida.

Es importante  en cada uno de los puntos anteriores estar bien asesorados, sobre todo si ha habido operaciones de cuantía significativa,  si no tenemos conocimientos suficientes se deberá consultar con un profesional cualificado. Muchas veces se cometen errores que en lugar de suponer un ahorro suponen una pérdida fiscal con los problemas asociados como recargos, sanciones, etc.

MEDIDAS DE AHORRO FISCAL IRPF 2018

A continuación analizaremos 20 puntos para ahorrar en la próxima declaración que hay que estudiar antes de finalizar el año:

1- Si tiene más de 65 años y quiere obtener liquidez, la primera opción que debe de contemplar es la transmisión de su vivienda habitual, ya que la ganancia patrimonial que obtenga estará exenta. Eso sí, si la vivienda también es de su cónyuge y no ha llegado a dicha edad, quizás les convenga esperar a que la cumpla para formalizar la transmisión y no tener que tributar por el 50% de la plusvalía.

2- También los mayores de 65 años tienen la posibilidad de transmitir cualquier bien o derecho y no tributar por la ganancia patrimonial que se les produzca a condición de invertir lo obtenido, con un máximo de 240.000 euros, en una renta vitalicia, pero no se puede perder de vista que el plazo para realizar la reinversión es de solo 6 meses.

3- Cualquier contribuyente puede tener la ganancia patrimonial exenta en la transmisión de su vivienda habitual, pero, en este caso, solo si el importe obtenido lo reinvierte en otra vivienda habitual en un plazo de 2 años.

4- En caso de haber adquirido un bien o derecho por un pacto sucesorio (con distintos nombres este concepto del derecho civil existe en Aragón, Baleares, Cataluña y Galicia), y piensa venderlo, tenga en cuenta que se proyecta que el valor de adquisición sea el de adquisición para el que lo transmitió, y no, como ahora, el valor que se le dio cuando se llevó a cabo el pacto, por lo que puede ser conveniente, si tiene una plusvalía latente, transmitirlo antes de que cambie la norma.

5- Aunque la rentabilidad de los depósitos y productos de seguro es muy baja en la actualidad, una opción para no tributar por la misma es aportar, hasta un máximo de 5.000 euros anuales, durante 5 años, y recibir capital e intereses pasado ese tiempo.

6- En el caso de operaciones a plazo, la renta obtenida puede imputarse a medida que sean exigibles los correspondientes cobros, con lo cual, además de diferirla puede rebajar el tipo al que tributa.

7- Si percibió en 2018 pensiones procedentes del extranjero, asesórese sobre lo dispuesto en el Convenio para evitar la doble imposición con el país de que se trate.

8- En caso de que su empresa le esté compensando por los gastos de viaje en que incurra cuando desempeña su trabajo, y todo o parte de los mismos se haya exceptuado de tributación conforme a la normativa del IRPF, ante una eventual revisión administrativa, le conviene quedarse con los justificantes, por lo menos, de estancia, transporte público, parking y peajes.

9- Si piensa alquilar un inmueble, tenga en cuenta el beneficio fiscal de arrendarlo para vivienda, una reducción del rendimiento neto del 60%, y que no la va a poder aplicar si alquila por temporada o a una sociedad sin que se designe al empleado de la misma que la va a ocupar.

10- Si forma parte de una familia numerosa ya tiene derecho a una deducción (1.200 euros anuales y 2.400 si es de categoría especial). En 2018, además, podrá deducir 50 euros/mes más, a partir de julio, por cada hijo que exceda del número necesario para ser familia numerosa (de 3, la general, o de 5, la especial). Pero, si no tiene el título de familia numerosa aún, es importante que lo solicite antes de que finalice el año, porque es un requisito que se exige para la deducción.

11- Si desarrolla una actividad económica en una parte de su vivienda habitual podrá deducir la parte del gasto de suministros (agua, gas, electricidad, …) que corresponda a los metros cuadros dedicados a la actividad, en relación a los totales de la vivienda, puede aplicar el 30%.

12- Si juega on-line, en casinos, en bingos, hace apuestas deportivas, etc., le conviene acumular las pruebas de sus pérdidas, y así solo tendrá que tributar por las ganancias netas.

13- Si está pensando en realizar un ingreso en cuenta bancaria o adquirir un elemento patrimonial por un gran importe, sepa que la AEAT puede que quiera comprobar si se corresponde con su renta y patrimonio declarados y, en caso contrario, le liquidará en Renta una ganancia de patrimonio no justificado. Por ello es muy importante, por ejemplo que, si un particular le va a conceder un préstamo, lo documenten y lo liquiden, aunque está exento, presentando el correspondiente modelo de Transmisiones Patrimoniales Onerosas en las oficinas de la Comunidad Autónoma. Así también podrá probar, si es el caso, que no se cobran intereses y destruir la presunción de onerosidad.

14- Si hace aportaciones a sistemas de previsión social, como a planes de pensiones, podrá ahorrarse el menor de los siguientes límites: un máximo anual de 8.000 o el 30% de la suma de rendimientos del trabajo y de actividades económicas. A final de año es el momento de pensar si nos interesa agotar el límite, sabiendo que el ahorro fiscal es nuestro tipo marginal máximo aplicado al último euro aportado al plan.

15- En caso de un contribuyente cuyo cónyuge haya obtenido ingresos del trabajo o de actividades económicas que no vayan a superar los 8.000 euros en 2018, también podrá reducir su base haciendo aportaciones al plan del cónyuge, antes de que termine el año, con el máximo de 2.500 euros.

16- Si se acerca el momento de la jubilación y se plantea la posibilidad de rescatar el plan de pensiones, es importante señalar que las prestaciones tributan como rendimientos del trabajo, y que, si se rescata en forma de capital, se puede disfrutar de una reducción del 40% sobre las aportaciones realizadas con anterioridad al año 2007. En cambio, si se rescata en forma de renta, no se podrá aplicar dicha reducción. Por ello, antes del rescate debe de hacer cálculos.

17-  Los contribuyentes que se jubilaron en 2010 o antes, y los que lo hicieron en el año 2016, deben saber que el 31 de diciembre de este año es el último día que tienen para rescatar su plan en forma de capital con derecho a reducir el importe en un 40%. Los jubilados en 2017 y en 2018 tienen de plazo hasta el 31 de diciembre de 2019 y de 2020, respectivamente.

18- Si ha obtenido alguna plusvalía transmitiendo elementos patrimoniales, aún está a tiempo de rebajar el coste de la factura fiscal transmitiendo otros elementos con pérdidas, independientemente del tiempo que hayan permanecido en su patrimonio. Estas pérdidas se restan de las ganancias derivadas de transmisiones.

19- Si tiene rendimientos positivos que van a la parte del ahorro, como los procedentes de intereses o dividendos, todavía está a tiempo de generar minusvalías por transmisiones, antes de que termine el año, que compensen hasta un máximo del 25% de aquellos. El saldo negativo restante podrá compensar en los 4 años siguientes el saldo de los rendimientos del capital mobiliario en 2019 y siguientes con el mismo límite.

20- Si puede aplicar el régimen transitorio de la deducción por adquisición de vivienda, agotar el límite de la base de deducción (9.040 euros por contribuyente), amortizando préstamo antes de que finalice el año, puede ser una buena estrategia para reducir el importe a pagar por IRPF (el 15% de lo aportado).

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s